PLANCHAS DE ASAR A GAS

Igual que en el caso de las cocinas a la hora de elegir una plancha tenemos que tener en cuenta varios factores que dependen del tipo de local, gas a utilizar y cantidad de producto que vamos a cocinar.

Existen varios tipos de planchas:

  • Las de hierro
  • Las de acero laminado
  • Las de cromo duro

Planchas de hierro

Son las más utilizadas por su bajo coste estas planchas suelen tener un espesor de palastro de entre 5 y 6 mm, y una potencia de 3000w cada 30 o 40 cm de largo el fondo de estas plancha suele estar entre 30 y 40 cm, suelen llevar un deposito frontal recoge grasas desmontable para su vaciado. Dado su grosor suelen ser de calentamiento rápido, teniendo como contrapartida que la suciedad es difícil de quitar, es muy recomendable limpiarla a fondo después de cada jornada de trabajo.

La limpieza se suele hacer con un estropajo tipo escot  brite  añadiéndole un poco de acido como limón o vinagre, además de un chorrito de jabón.

Para un a limpieza más a fondo  es recomendable rascar con piedra pómez.

Planchas de acero laminado

Estas planchas se diferencian de las de hierro en que el espesor de su palastro es bastante superior entre 12 y 15 mm y la potencia suele estar entre los 4.500w cada 40cm. Suelen tener igual que la de hierro un recoge grasas frontal desmontable y la limpieza es la misma.

Planchas de cromo duro

Son las más utilizadas últimamente, por su fácil limpieza y por su apariencia de nuevas y higiénicas después de cada limpieza.

Su palastro igual que las de acero laminado suele estar entre 12 y 20mm y el espesor del baño de cromo suele estar entre 50 y 100micras y la potencia entre los 4.500w cada 40cm.

Con estas planchas tenemos que tener un especial cuidado a la hora de utilizar la espátula o paleta, puesto que son muy delicadas y podemos rayar  el cromo y eso no tiene solución, lo tendremos rallado durante toda la vida de nuestra plancha.

En cuanto a la limpieza  existen unos productos químicos (detergentes) que cada fabricante recomienda para sus equipos.

No recomendamos limpiar con hielo, ya que las diferencias de temperatura entre el hielo y la superficie de la plancha hacen que con el tiempo se deteriore el cromo.

Por último comentar que existen unas planchas que llevan adosado en el mismo mueble un quemador que con su correspondiente parrilla que nos hace la labor de pequeña cocina, ideal para pequeñas cafeterías.