Elegir un horno para tu negocio hostelero; ¿eléctrico o gas?

 

En el sector de la hostelería una de las decisiones más difíciles es elegir los productos de cocina más adecuados. Para este sector se encuentran diversos tipos y productos para escoger partiendo entre marcas, tamaño y calidad. Ahora bien si vas a comenzar con algún negocio hostelero, pastelería, restaurantes y más  lo primordial que debes hacer es pensar qué tipo de horno necesitas, entre los que están eléctrico o gas.

 

Existen diferentes ventajas entre un horno eléctrico o gas para tu negocio hostelero. Para poder decidir sobre cual elegir se deben tomar en cuenta aspectos como el costo, la eficiencia al cocinar los alimentos, niveles de calor, apariencia, espacio y hasta el impacto ambiental. Todo se reduce al método en que queramos asar u hornear y cada uno posee sus características que a continuación presentaremos.

 

Diferencias entre horno eléctrico o gas

 

Horno a gas

 

  • Un horno a gas posee una llama uniforme y constante que se puede ajustar de manera sencilla y eficiente, es decir todo tipo de comida se cocina de manera rápida y con más potencia. Un horno a gas puede llegar a tener hasta 5 tipos de temperaturas, sin embargo en muchas ocasiones se debe rotar el alimento para evitar que se queme por su gran potencia.

 

  • Los hornos a gas pueden ser considerados costosos debido al consumo continuo del gas. Sin embargo esto puede variar si en su negocio cuenta con tuberías de gas, ahora bien si se trata de un negocio donde debe empezar desde cero y fabricar las líneas de gas, instalación y todo lo relacionado puede llegar a ser un poco más complicado.
  • No obstante de las ventajas en el cocinado y precios de los hornos de gas, existe una gran desventaja con respecto al impacto a la salud y el ambiente. Este es un elemento negativo, el gas puede llegar a ser tóxico en caso de alguna fuga en su negocio, además que para el ambiente es de un impacto potencial.

Horno eléctrico

  • Los hornos eléctricos son considerados más prácticos para cualquier tipo de lugar, siendo más utilizado en negocios de hostelería por su funcionalidad y comodidad. Los hornos eléctricos pueden ser de varios tamaños y su apariencia también es lo que más predomina en este sector.

 

  • Un horno eléctrico puede llegar a ser menos costoso que un horno a gas, ya que no consta de instalaciones, tuberías y otros. Lo único que necesitas tener es una pequeña conexión eléctrica y una simple instalación al horno.
  • Al igual que los hornos a gas estos pueden llegar a tener un calentamiento y cocción de los alimentos de una forma uniforme. Sin embargo puede llegar a costar un poco más de tiempo, es por ello que no se deben abrir constantemente ya que pierde la energía y se enfrían muy rápido.
  • A diferencia de los hornos a gas, su calor es mucho más seco y por ello se distribuye de manera uniforme sin quemar el alimento. Las comidas en hornos eléctricos suelen ser cocinadas mucho más rápido y existe mucho más nivel y control en el calor. Este tipo de horno es ideal para pequeñas casas y viajeros. En el caso de negocios de hostelería puede ser tomado como una opción ya que si no hay electricidad no funciona.